Filigrana hasta la punta – para adornar y hacer arreglos manuales

La elaboración de encajes de bolillos es como un pequeño milagro. Innumerables palillos giran rápidamente en nuestras máquinas y dan forma a las obras de arte de filigrana. El resultado son delicados encajes de 10 a 58 mm de ancho que le proporcionan a nuestras telas y damascos un broche final.

Nuestras cintas de lino y de Aida no son solamente apreciados adornos de mesas. Los anchos de 10 a 195 mm sugieren también el llevar a cabo arreglos manuales y alguna cinta se convierte en un envoltorio o una decoración floral, en un pequeño saco, en tapices o en calendarios de adviento.

Encontrará muchas propuestas de patrones al respecto en nuestros cuadernos de ideas de bordado.

Sobre la colección